Una amiga

Extraño a aquella amiga a la que podía buscar en cualquier momento si necesitaba gritar de enojo, llorar de tristeza o simplemente si necesitaba cotorrear. Extraño tanto a esa amiga con la que me tomaba un café o salíamos a dar un avuelta por ahí mientras platicábamos de algo, compartir anécdotas y lo más íntimo de nuestras vidas. Extraño tener a esa amiga con quien construir recuerdos para recurrir a ellos cuando me sienta con este hueco que siento ahora que no la tengo. Pasan los años y con ellos la vida transcurre llevándose por caminos distintos a las personas que se van conociendo, algunas se quedan, otras se van y otras llegan. En este momento estoy en espera de encontrar a esa amiga  que con el paso del tiempo se ha ido por otro lado, esa amiga que en distintas etapas y en distintas formas físicas ha estado conmigo. Hoy añoro su presencia, no importa cómo sea ni si se parece a las anteriores, sólo espero nuevamente volverla a encontrar.
María Antonieta Estévez L.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s